Imagen

Els laberints

…laberints
A l’escola, ens agrada quan la vida flueix, donant pas a situacions naturals, reals i espontànies on els infants són els protagonistes.
La conversa és un gran exemple d’aquestes situacions; ens emociona poder acompanyar, amb una presència ferma però respectant la intimitat i l’espai que l’infant necessita aquestes realitats, on nens i nenes s’autoregulen procurant l’aprenentatge i el benestar en general.
Es donen diàlegs de tota mena, fruit de la quotidianitat i donant resposta a les necessitats més innates de la infància. Així doncs, és habitual a les aules de l’escola gaudir d’infants compartint anècdotes personals, resolent conflictes que esdevenen de la convivència, debatint sobre els grans temes del moment o comentant, simplement, la realitat que en aquell moment els ocupa.
I en aquestes situacions de conversa, pensem, s’interrelacionen els rols d’una manera tan sana i respectuosa que la relació entre iguals es produeix naturalment en el seu màxim exponent. Així doncs, tant el que parla, com el que escolta, com el que s’ho mira des d’una posició no tant aparentment activa, esdevenen elements clau i imprescindibles de la conversa i de tot el que d’aquesta se’n desprèn.
Tal i com i veiem a la transcripció de la conversa del laberint, aquestes situacions d’intercanvi conviden als infants a anar construint el seu propi pensament a partir de les intervencions que fan els altres; per a nosaltres, una forma admirable i inesgotable de coneixement autèntic. Transcriure com parlen els infants, a més, ens permet coneixe’ls una mica més i acompanyar-los d’una manera més profunda. Escoltar-los, un regal meravellós per als nostres sentits; un regal que avui compartim amb la resta del món.
Equip de mestres de la Comunitat de Grans

FERRAN: ─ A ver, si empezáis por aquí.
HUGO: ─ Eh, Ferran, Ferran, he llegado a otra letra.
FERRAN: ─ Espérate. Empezáis, vale imaginaos que este es el laberinto, ¿Vale? DAIRON: ─ Aham.

FERRAN: ─ Aaaaaah. Así, así, cap a aquí y esto así. ¿Vale? Si es esto, si es esto la salida por aquí, ¿Vale? Entráis por aquí y entramos, ¿Vale? Entramos… por aquí, ¿No? Venimos. ¡Vale! Aquí, hay otro…

DAIRON: ─ Y hasta que no encontramos la a aquí no nos podemos ir, ¿No?

JOEL: ─ Si encuentras la a aquí te vas al otro laberinto y empiezas por la a.

FERRAN: ─ Aquí, hacemos… Vale, la a estaaaa… ¡Aquí! Pues hago aaaaah. ¡Claro! Entras por aquí y saldrás… Y saldrás por ahí. Cada vez que me encuentro una letra, ¡pum! Cambio de laberinto.

HUGO: ─ No, pero apareces en la a, apareces en la a.
FERRAN: ─ Mira, os digo la primera, ¿Vale? Es… entramos aquí…

HUGO: ─ Sí, eso yo ya lo tengo aquí.

FERRAN: ─ ¿Vale? Esto es fácil. Arriba y nos encontramos con una a. Y aquí, ¡Pum!, nos cambiamos de laberinto.

HUGO: ─ Lo veo borroso, yo.

FERRAN: ─ Vale, bajamos, buscamos la a… Esta la j la h y abajo la a. Vale, ¡Es esta! Intentamos para un lado, pero no nos funciona. Lo intentamos hacia otro y sí nos funciona. Y nos encontramos una letra que es la e.

JOEL: ─ Es que, tío, Ferran, tú lo tienes bien. Yo lo tengo súper mal, lo tengo súper borroso. Y tú lo tienes bien.

FERRAN: ─ ¡Ya! ¡Bueno! Simplemente que laaaaas letras, son unas teletransportadoras que nos llevan al otro laberinto. Y es lo que tenemos que hacer. Es un laberinto normal. Empiezo, me encuentro una a. Y voy al otro laberinto. Lo hago y luego me encuentro una g. Me vuelvo y busco la g y sigo el laberinto.

JOEL: ─Vaya lío, vaya lío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s